Luis Bates Hidalgo
“La legislación chilena ha incrementado los M.A.S.C. en áreas antes impensables como la penal”
 

Contactamos a don Luis Bates Hidalgo, ex presidente del Consejo de Defensa del Estado y ex ministro de Justicia del presidente Ricardo Lagos para conocer su opinión sobre los Mecanismos Alternativos de Resolución de Conflictos (M.A.S.C.) en Chile.

Don Luis es abogado de la Universidad de Chile y doctor en derecho penal de la Universidad Complutense de Madrid. Fue abogado integrante de la Corte de Apelaciones de Santiago y la Corte Suprema de Chile, y participó como miembro en el Consejo de Defensa del Estado por 35 años, siendo su presidente entre 1993 y 1996.

Fue presidente del capítulo chileno de Transparencia Internacional, sede Berlín (Alemania), del comité de auditoría y cumplimiento del Banco Central de Chile, y del tribunal de disciplina de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (A.N.F.P.). Fue miembro del consejo de ética de la Asociación Nacional de la Prensa, y del directorio del United States Alumni Society (USAS) y consejero de la Federación Interamericana de Abogados (FIA).

Entre los años 2003 y 2006 fue Ministro de Justicia, destacando su labor en la implementación de la Reforma Procesal Penal, que incluyó su aplicación en la Región Metropolitana.

En lo académico, ha ejercido como profesor en la Universidad de Chile, Universidad Católica, Universidad San Sebastián, Universidad Gabriela Mistral y la Universidad del Desarrollo. También fue profesor visitante en la Universidad de Harvard. En 2010 fue nombrado director del Centro de Educación Ciudadana de la Facultad de Derecho de la Universidad San Sebastián.

El destacado abogado, político y académico accedió amablemente a contestar algunas preguntas para el Proyecto Anillo MASC Chile.

¿Cuál es su apreciación sobre la justicia restaurativa en Chile?

“Mi apreciación es que la justicia restaurativa se encuentra actualmente en Chile en un proceso de desarrollo con avances pero insuficientes”.

¿Cuál es su opinión sobre los Mecanismos Alternativos de Solución de Conflictos (M.A.S.C)?

“Mi opinión es que los M.A.S.C. constituyen un componente esencial del futuro de la justicia en Chile, componente del acceso a justicia y no a la justicia del litigio judicial que hoy soporta una carga de trabajo de imprevisibles consecuencias futuras”.

¿Cómo ve usted la legislación chilena en torno a los Mecanismos Alternativos de Solución de Conflictos (M.A.S.C)?

“La legislación chilena ha incrementado los M.A.S.C. en áreas antes impensables como la penal. Pienso que falta una investigación que agote la identificación de todas las formas de M.A.S.C. existentes a niveles nacional e internacional, crear un mapa completo de todas ellas”.

¿Cuáles son las debilidades existentes en nuestra legislación en torno a la implementación y operatividad de los M.A.S.C?

“Una respuesta adecuada a la pregunta no es posible hacerla en pocas líneas porque hay que distinguir primero de que modalidad de M.A.S.C. se trate - mediación, conciliación, negociación y arbitraje (a veces combinación de las mismas) - para en seguida identificar las debilidades de cada una de ellas. Siempre en el entendido que en mi opinión, la implementación y aplicación de las normas que las regulen son más importantes que las palabras con que se escriben”.

¿Qué aspectos le parece que son débiles en Chile en torno a los Mecanismos Alternativos de Solución de Conflictos (M.A.S.C)? ¿Qué cambios sugiere?

“La debilidad más importante radica en que los M.A.S.C. son un tema cultural más que jurídico, tanto de los operadores del sistema legal como de la población. De aquí que los esfuerzos por avanzar en ellos son lentos, como todo cambio cultural. Lo importante es la perseverancia en los dos niveles señalados de esos esfuerzos, el de la formación de los profesionales del derecho y el de la ciudadanía”.

¿Cuál es su juico sobre implementación de los mecanismos de mediación y arbitraje en Chile?


“Mi opinión es que la implementación del arbitraje es superior a la de la mediación por razones de tradición. Aquel, es más conocido y tiene larga vida en los ámbitos empresariales y de los negocios que son los que pueden pagar los altos honorarios que reciben los árbitros”.